Blog Listing

¡Haz de tu escaparate el centro de todas las miradas!

El escaparate es la ventana exterior de cualquier negocio, ya sea una tienda de tres plantas de una multinacional o aquel local de barrio donde compramos el pan cada domingo. Un buen escaparate logra captar la atención de las personas que pasan por delante y, aunque quizás no tenían intención de comprar, al detenerse ante la vitrina les aflora el deseo de aquel producto o servicio.

Sus armas de seducción son muy variadas: desde un eslogan llamativo, hasta unos croissants recién horneados, un par de zapatos estratégicamente colocados al lado de un abrigo a conjunto, o una pantalla digital con las ofertas más destacadas. Esta última se ha incorporado a las últimas tendencias de escaparatismo y los estudios ya anticipan una previsión optimista de su implementación en nuestro país.

Pantallas digital signage

En la actualidad, el consumidor está más receptivo que nunca al factor sorpresa y a la innovación. Ante la amplia gama de productos o servicios a elegir, aquel establecimiento que le ofrezca un valor añadido tendrá muchas más posibilidades de decantar la balanza a su favor.
En este contexto, las soluciones digital signage responden a las necesidades de un cliente cada vez más exigente, que valora la experiencia de compra y aprecia el servicio, la estética y la calidad de sus adquisiciones.

 

Las pantallas se colocan en las zonas más visibles del establecimiento, normalmente en la entrada, para que se vean desde la acera. Mediante estas instalaciones interactivas, puedes generar contenido personalizado para comunicar las últimas ofertas en tiempo real o información corporativa de tu empresa, mejorando el engagement y la experiencia de compra del cliente. Además, permiten liberar espacio de la tienda, con la posibilidad de anunciar más productos de los que realmente pueden exponerse en el local.

¿Por qué limitarse a un escaparate físico?

En plena era de la digitalización, la integración de las herramientas digitales en la estrategia de venta y fidelización del pequeño comercio es esencial para mejorar su competitividad. En los negocios, como en la vida, la clave está en conseguir el equilibrio, en este caso entre la estrategia digital y el asesoramiento personal en el establecimiento. Si nos fijamos bien, veremos que las características que debe tener un buen escaparate son aplicables a las de una estrategia digital eficaz:

 



Leave a Reply