Las ventajas de la cartelería digital en cualquier tipo de comercio de barrio

El sector del retail se encuentra inmerso en una incipiente revolución que está llamada a cambiar nuestra concepción del negocio local de barrio de toda la vida. La transformación digital para comercios de barrio pasa por aplicar soluciones de omnicanalidad, basadas en la cartelería digital, con el objetivo principal de mejorar la experiencia de compra de los clientes. Esto supone una adaptación digital inevitable y necesaria para ayudar al pequeño comercio a ganar visibilidad, aumentar sus ventas y añadir una nueva dimensión a su relación con el consumidor.

Ventajas generales de la cartelería digital para el retail

La cartelería digital trae consigo una serie de ventajas para el comercio de barrio, a muchos niveles: comunicación con el cliente, imagen de marca, gestión de activos, fidelización, etc. Las enumeramos a continuación:

–     Se puede implementar una mejor comunicación de las ofertas y promociones, y de los servicios y productos. La información que damos a la clientela puede ser más personalizada, podemos contar con una comunicación constante, directa y bidireccional con los clientes y establecer una relación estrecha y permanente con ellos.

–   Ofrecer más y mejor contenido a los clientes, lo que contribuirá a incrementar el engagement debido a la interactividad que ofrece y el valor añadido que otorga a la experiencia de consumo.

–    La cartelería digital permite la integración con herramientas de analítica de datos y audiencias. Así se pueden medir diversos parámetros útiles, como impresiones, tiempo medio de visualización, género y edad del espectador, entre otros datos. Esto ayuda a mostrar contenido personalizado y segmentado por días de la semana, franjas horarias o perfiles de audiencia, y a conocer el comportamiento de los clientes para afinar la planificación y programación de los contenidos.

–     Como se puede observar, la cartelería digital tiene un gran potencial de fidelización de clientes, al aportarles una mejor y más personalizada experiencia de consumo.

–   Aporta un valor añadido en cuanto a imagen de marca, ya que muestras una apariencia de modernidad y profesionalización.

Aplicaciones específicas de la cartelería digital

Todas estas ventajas están muy bien sobre el papel. Pero, ¿cómo lo aplico a mi negocio? Vamos a pensar en diferentes negocios locales y de qué manera podemos beneficiarnos de la cartelería digital y de las posibilidades de la omnicanalidad, a la hora de captar la atención del cliente, fidelizarlo y aumentar ventas. Vemos varios ejemplos:

Panaderías

Lunes. 9:30 de la mañana. El viandante que pasa junto a la panadería camina despistado, inmerso en sus pensamientos, y de repente, le viene el olor a pan recién hecho, horneado con mimo, y su estómago le anima a pasar. ¿Qué pasa si es invierno, y tenemos que dejar la puerta cerrada? Ese delicioso olor no va a llegar a nuestros potenciales clientes. ¿Por qué no instalar una pantalla digital en el escaparate que muestre una sugerente imagen de una hogaza de pan recién hecha, humeante y de aspecto suculento? Llamaremos la atención del cliente y aumentarán las posibilidades de que entre a por pan, o al menos se parará a disfrutar de la experiencia visual que le ofrecemos, o como mínimo, nos mantendrá en el recuerdo e irá a comprar pan al día siguiente.

Carnicerías

Nuestra carnicería de referencia acaba de adaptarse digitalmente instalando cartelería digital. Como nos hemos descargado la app para el móvil, al pasar junto al local, a través de los dispositivos beacons que han instalado en el escaparate, el sistema nos reconoce y nos envía las ofertas del día de manera personalizada. Como ya hemos comprado filetes en otras ocasiones, el sistema nos muestra ofertas en ese tipo de producto.

Bares y cafeterías

Con la misma filosofía, pasamos cerca de nuestra cafetería favorita y nos llega una alerta personalizada al móvil. Para premiar nuestra fidelidad y para seguir contando con nuestra presencia, el local nos envía una oferta especial: con nuestro desayuno habitual, durante esta semana nos incluye un zumo de naranja totalmente gratis. Al entrar en el local, vemos que en la pantalla digital están anunciando la hora del partido de esta noche, y descuentos especiales en consumiciones a la misma hora.

Restaurantes

Estamos haciendo turismo en otra provincia, y estamos buscando por la calle un restaurante por una zona en concreto para ir a comer. Buscamos en internet y, a través de la geolocalización, nos aparece una interesante oferta de un restaurante, que tiene muy buena pinta. Visitamos su página web, que es el principal escaparate de un negocio en internet, y vemos que el menú nos encaja. Llamamos al local y reservamos. Cuando llegamos, vemos que tienen instaladas pantallas digitales donde muestran contenidos muy atractivos, una selección de platos especiales, menús para cada día de la semana, la oferta especial de ese día, etc. Todo apoyado en fotos y vídeos muy cuidados del local, de los platos, etc.

Tiendas de ropa

A través de la app de la tienda de ropa de la esquina, nos llega una notificación con ofertas de liquidación en productos de stock que están agotándose. A través de la web reservamos un par de artículos y al cabo de un par de días nos confirman su disponibilidad en tienda. Nos acercamos a la tienda física a recogerlos y en sus pantallas digitales vemos que podemos consultar el catálogo de la próxima colección. De esta manera, tendremos múltiples vías (web, app, negocio físico, catálogo digital, etc.) para conocer de primera mano la disponibilidad de productos, las ofertas y las novedades, así como para realizar la compra.

El pequeño comercio de proximidad debe centrarse en la experiencia del cliente desde que entra al local hasta que se va. Eso es lo que va a diferenciarle de sus competidores más próximos, de las franquicias y de las grandes superficies. El valor añadido del comercio de barrio es el de la cercanía, y la aplicación de la cartelería digital puede ayudarle a explotar ese valor al máximo.

Deja un comentario